domingo, 2 de diciembre de 2007

Le pasó a... Sergio Borao Llop

Nos cuenta Sergio:

«Estando yo inscrito -y participando activamente por aquel entonces- en una página llamada La Lupe (autoproclamada de literatura vanguardista, cosa que nunca llegué a percibir. Creo que ya no existe) alguien publicó un poema mío en ese mismo espacio. Indignado, escribí al webmaster pidiendo una aclaración. Se me conminó a presentar prueba de que el poema era, en efecto, de mi autoría. Presentadas las pruebas, se procedió a retirar sin más el poema en cuestión y se envió un mensaje a todos los asociados diciendo que ese poema se había retirado por un problema de "plagio entre autores" sin mayores aclaraciones. Las disculpas aún las estoy esperando. Por supuesto, me largué del sitio dando un portazo.

Tiempo después vi ese mismo poema en un foro. La persona que lo había posteado lo describía como uno de los más hermosos que había leído y lo atribuía a un "autor anónimo", creo que del siglo XIX.»